El mayor cepo a importaciones, impacta en oferta de tecnología


Por la nueva restricción impuesta en octubre, se acentuó la escasez de algunos productos como notebooks, plays y cámaras.

Por la profundización del cepo cambiario, la falta de productos tecnológicos en los comercios mendocinos se ha agravado en los últimos meses. Notebooks, tablets, cámaras de fotos y equipos de audio de primeras marcas como así también celulares de alta gama, son algunos de los elementos que difícilmente se pueden conseguir en los locales del Centro por la medida impuesta por el Gobierno nacional.
En octubre, el Ejecutivo bajó de 150.000 dólares a 75.000 dólares el tope permitido para que las empresas puedan girar divisas al exterior para el pago de importaciones, ítem por el cual ya había habido una reducción. En este contexto, al recorrer las grandes casas de electrodomésticos del centro, encontrar elementos de marcas reconocidas mundialmente es una tarea casi imposible.
“Nosotros vendemos, más que nada, computadoras personales de origen nacional, como es el caso de Exo, BGH, Bangho y PCBOX, por nombrar algunas. Hace tiempo que no contamos con marcas como Toshiba. Este panorama se viene dando desde hace varios meses y se acentuó el último mes. Además, productos como Play Station, equipos de audio Sony, están en falta”, explicó a Los Andes, un vendedor de Musimundo.
Agregó que, entre los elementos que se ofrecen en el local, un importante número son del año pasado. Por caso, enviaron para que la firma vendiera unos 300 celulares Samsung S6 en todo el país.
Una cifra muy baja al compararla con la cantidad de pedidos que se reciben por esos equipos. “Por eso, una gran cantidad de clientes se acostumbran a utilizar productos de menor calidad y otros buscan la alternativa de viajar a Chile”, comentó el joven.
Por su parte, en Frávega advirtieron que no tienen stock de firmas foráneas en lo que se relaciona a notebooks, tablets, lavarropas y, en algunos casos, heladeras. “No tenemos faltante de productos de origen local. Sin embargo, no se consigue la variedad de marcas de otros países como debería corresponder.
La gente que quiere comprar una máquina puede optar por opciones de menor calidad que la de las grandes multinacionales. La compañía tiene un stock de productos para abastecer la demanda de los clientes “, detalló un empleado de la empresa.
“Obviamente que esta nueva restricción influye, y mucho. No tenés certeza de qué te llega y a qué hora. Vos hacés un pedido y de ahí en más llega cuando quieren. Vos podés esperar el producto unos días, meses y muchas veces no llega lo que uno pidió.
Lo que hay en el mercado local, por ejemplo de Iphone, no fue comprado en negocios del rubro sino que puede haber sido por algún vendedor que lo trajo desde otro país o lo adquiriste a un amigo o persona que lo ofreció en un sitio web”, argumentó Adrián Tagarot uno de los propietarios de Tech Market, dedicado al servicio de telefonía y venta de accesorios, quien se quejó por el aumento de las restricciones.
Además de celulares y notebooks, los amantes de la fotografía que quieran adquirir una cámara también deberán esperar ya que, en general, también hay faltantes de estos productos.
A los consumidores, esta situación los hace buscar alternativas. “Es imposible conseguir productos de grandes marcas en los locales de la provincia. La restricción es tan fuerte que no hay manera de adquirirlos a menos que sea por un sitio web de venta de productos que los ofrecen a valores más caros de lo que cuestan o trasladándose a Chile, lo cual me parece un despropósito”, opinó Osvaldo Piccolo, comerciante godoicruceño.
Laura Videla cuenta que adquirió una notebook de marca nacional que ha cumplido su cometido pero que las prestaciones no se comparan con las de otras importadas.

Fuente: Los Andes